Pagos virtuales, adiós al dinero en metálico

Consejos para viajeros corporativos

CWT

 

Plástico frente a metálico, la mejor opción para tus viajes

 

Cada vez son más las personas que prefieren pagar con tarjeta, móvil o cualquier otro método de pago que no implique la necesidad de llevar consigo dinero en metálico. Incluso para los gastos más nimios. Cuando se trata de un viaje de negocios, estas formas de pago suponen varias ventajas, por lo que siguen ganando adeptos.

Pagos en cualquier momento y lugar

Los viajeros corporativos valoran mucho la practicidad. Poder abonar todos sus gastos (desde un coche de alquiler a un tentempié en una cafetería) a través de una tarjeta de débito, de crédito o del móvil, sin necesidad de cambiar dinero metálico a la moneda del país al que se han desplazado, es una bendición. Dentro la Eurozona tirar de tarjeta de débito no implica recargos ni tasas dentro de los circuitos de Maestro o V-Pay.

Por si acaso también es aconsejable llevar consigo una tarjeta de crédito. Sobre todo si se va a abandonar la zona Euro. Esto nos permitirá ahorrarnos el tener que buscar mostradores de cambio o cajeros automáticos, por un lado, o lidiar con distintos tipos de monedas si viajamos a varios países. Además, pagar con tarjeta nos protege de recibir el cambio en moneda y billetes falsos. Por otro lado, el uso de tarjetas de crédito en el extranjero no siempre está exento de recargos…

Tarjeta de empresa, algunas consideraciones

Muchos viajeros de negocios utilizan una tarjeta de crédito de empresa, lo que resulta muy práctico, sobre todo a la hora de calcular los gastos derivados de cada viaje. Las transacciones son más fáciles de identificar y resulta más sencillo calcular cuánto se ha gastado en cada apartado del viaje. En caso de contar con una tarjeta de empresa, esta solo debería utilizarse para abonar gastos profesionales. Todo lo que sea personal debería ser pagado por separado, para no complicar los cálculos posteriores que toda empresa realiza para analizar su partida de viajes. En caso de pérdida, no solo hay que informar al banco lo antes posible, sino también a la empresa, para evitar que siga siendo usada para realizar pagos.

Dinero suelto en tu cartera

Antes de partir de viaje, es conveniente informarse sobre si en el país de destino es posible pagar prácticamente todo sin dinero metálico. En muchos países europeos, sobre todo en Escandinavia, es habitual pagar con ‘plástico’. También en Gran Bretaña y Norteamérica muchos pagos se realizan sin necesidad de dinero físico. Pero todavía hay muchos países en los que es necesario contar con monedas y billetes para no encontrarnos en aprietos. En principio, no es mala idea llevar siempre algo de dinero suelto, incluso en las grandes ciudades. La tecnología no está exenta de fallos y las propinas se prefieren en metálico…

Una opción inteligente: las tarjetas virtuales

Para los viajeros corporativos que por distintos motivos no dispongan de una tarjeta de empresa, las tarjetas virtuales pueden ser una gran alternativa. Su funcionamiento es sencillo. Para cada reserva –online, offline o móvil- se genera un número único de tarjeta con un límite fijo de gasto. Con ese número, el viajero abona el pago para el que se ha generado el número de tarjeta virtual. Como no existe una tarjeta física, no es posible perderla ni que te la roben. Y los datos de la factura se pueden utilizar directamente, una vez de vuelta en la oficina, en el informe de gastos de viaje.

Datos clave de las tarjetas virtuales

Características principales

  • Centralizan el pago de hoteles y aerolíneas de bajo costo, lo que permite una mayor claridad en ese tipo de gastos.
  • De forma automática se genera un número de tarjeta de crédito virtual de un solo uso en el punto de venta y se envía la información directamente al hotel o aerolínea de bajo coste para que procesen el pago.
  • Unos identificadores únicos vinculan los datos de reserva con los datos de pago, lo que resulta en una transacción completa y clara para los informes de gastos.
  • Disponible en cada vez más zonas geográficas, canales de reserva y perfiles de pago.

Beneficios

  • Ayudan a disminuir el fraude, el uso incorrecto, la pérdida y el robo inherente a otros métodos de pago.
  • Ayudan a controlar costes y añadir valor al incorporar límites de gasto, apoyar comportamientos de compra acordes con las políticas de empresa y reducir las fugas del programa de viajes.
  • Mejoran el compromiso y satisfacción del empleado viajero y le ofrecen una opción conveniente, ya que no tendrá que adelantar dinero de sus propios fondos o tarjetas de crédito y esperar a que le sean reembolsados o llevar por ahí una tarjeta de empresa que puede ser robada o perdida.

Contacta con nosotros

CWT emitió 475 000 números de tarjetas de crédito virtuales en 2018

Ponte en contacto con nosotros para encontrar la mejor solución para tus viajes

¿Quieres saber más sobre el sistema de pago virtual?

Rellena este formulario

Si quieres ponerte en contacto con CWT para recibir información sobre nuestros productos y servicios, completa este formulario. Puedes darte de baja de este servicio en cualquier momento utilizando el enlace “cancelar subscripción” que aparece en nuestros correos electrónicos.

Gracias por tu interés.
En breve contactaremos contigo.